Escena 1: (La boca del Laberinto)

1 The Entrance to the LabyrinthEl Profesor y su grupo se encuentran en la boca del Laberinto, inseguros de cómo encontrar su camino a través de este puzle. El Laberinto es conocido porque allí muchas personas que trataron de sortear los largos y sinuosos pasajes y trampas encontraron la muerte.

Es aquí donde King hace una conexión entre la canción de cuna de Amelia y las marcas sobre la entrada. Ella tiene la clave, se la enseñó su padre desde niña. Gardelle no está convencido de esta solución, pero elige confiar en Amelia. Caminan vacilando por los corredores y encuentran exitosamente El Cofre de las Piedras sagradas.

El Profesor saca las Piedras y las reemplaza por 7 Piedras sin valor alguno que tiene en su bolsillo, recordándole a Amelia que siempre es bueno estar preparado para cualquier eventualidad.

Él le entrega a ella las Piedras reales para que las cuide. Luego, se marchan del Laberinto.

 

Escena 2: (El claro de la luna creciente en La Selva Negra)

Una banda de mercenarios se encuentra descansando y a la espera en el claro de la media luna, dirigidos por Milosh. Habían sido contratados por Jagman para capturar y matar a King y a su gente, una vez que obtuvieran el Cofre con las Piedras. Jagman ya hace un tiempo se enteró de la sobrevivencia de King.

Cuando King y los otros emergen del Laberinto subterráneo, son atacados y capturados por los mercenarios. Milosh toma el Cofre, y se disculpa por su inminente muerte. El Profesor ruega ser escuchado solo un momento antes de tal drástica decisión. Luego le ofrece a la banda una ilimitada fortuna debido a su dominio y entendimiento de la alquimia. Procede a demostrar como convierte el plomo en oro a través de un polvo especial. Esto es, de hecho, una simple manipulación. King mantiene la atención de los mercenarios apelando a su sentido de avaricia. En el momento en que el Profesor produce oro, Milosh y sus compatriotas están convencidos de la inminente fortuna. Durante las celebraciones, King y sus amigos escapan. Gardelle y Amelia van en una dirección, King y Eva, en otra. Acuerdan reencontrarse en el puerto en Hamburgo.

2 The Forest ClearingMomentos después, Jagman llega acompañado de Greaves. Arde de rabia cuando descubre que los mercenarios han fallado en matar a King, y que de hecho las Piedras no son las reales. Milosh es inmediatamente castigado y luego Jagman envía a Greaves a por las Piedras….¡cueste lo que cueste!

Lord Henry Jagman, sin embargo, no puede resistir tomarse un momento para explicar lo extremo de sus acciones a los mercenarios que quedan, solo para aclararles su determinación para triunfar.

 

Escena 3: (Rosenstrasse, cerca de los puertos de Hamburgo)

Al amanecer, Amelia y Gardelle toman un atajo a los puertos, donde planean encontrarse con el Profesor y Eva. Amelia ya siente afecto por Gardelle y el lazo que los une se ha convertido en mucho más que eso. Comparten un momento de intimidad.

De repente, aparece Greaves y un par de mercenarios. Pretenden recuperar las Piedras y se genera una pelea. En el choque Amelia le salva la vida a Gardelle interponiéndose en la trayectoria del puñal de Greaves. Ella se desploma mientras que Greaves y sus hombres escapan con las Piedras. 

Gardelle está conmocionado y desamparado tratando de consolar a Amelia. Ella le hace prometer que él terminará la misión de detener a Jagman, y al abrazarse, Amelia muere.

 

Escena 4: (En la cubierta del Phaedra, un buque de carga)

4 Deck of the Phaedra IIAhora es una carrera contra el tiempo para que el Profesor detenga a Jagman de realizar la “Resurrección Anzeray”, pero los ánimos están bajos por la pérdida de Amelia. Gardelle está afligido mientras que el capitán encabeza el discurso en el funeral de Amelia. 

King usa todos sus poderes de persuasión para recordarle a Gardelle que no puede faltar a su cometido, incluso ante esta pérdida. 

Mientras que el Phaedra enfila su camino a las nubladas costas de Inglaterra, se despiden de Amelia.

 

Escena 5: (Los cuartos del Profesor sobre el refugio de San Lázaro)

Es un grupo desmoralizado el que vuelve a los aposentos del Profesor. No tienen ninguno de los artefactos, Amelia esta muerta, y no saben en qué lugar se llevará acabo la “Resurrección Anzeray”. ¿Tendrá King una última carta que jugar? Claramente las cosas no podrían estar peor.

Extrañamente, King esta indiferente ante la situación, y elige dormir, mientras que Gardelle monta guardia en el primer piso, y Eva acompaña a King. Esto le da un momento a la chica para reflexionar sobre cómo podrían ser las cosas entre ella y el Profesor.

De repente, la puerta se abre de golpe: Jessamine ha guiado a Jagman y a sus hombres al lugar secreto de King. Gardelle es capturado y Jagman, con mucho placer, recompensa a Jessamine por su ayuda e información.

¿Pero es esto en realidad una traición? King está extrañamente calmado con la situación. Evita que Eva ataque a Jessamine, explicándole silenciosamente que de hecho él pagó a la ladrona para que los traicionara. Él se confió en el orgullo y la vanidad de Jagman para asegurarse de que todos fueran testigos del ritual. Para presenciar el “magnífico momento” de Jagman. 

¡Y tiene razón!

 

Escena 6: (El Hall de Ceremonias en la casa de campo de Jagman)

5 The RitualJagman es el maestro de ceremonias, y los miembros del Club Hellfire observan resplandecientes en sus batas púrpuras. Hay una fogata prendida al lado de un altar. El Cráneo y las Piedras están en su lugar y Jagman está leyendo el Diario.

King y sus amigos están obligados a observar el triunfo de Jagman, vigilados por un armado Ben Greaves. De repente hay un estruendo, y un espacio cerca del altar parece que literalmente se abre. ¡El portal entre la vida y la muerte!

A través del portal, Anzeray vuelve al plano terrenal. Jagman está jubiloso, y reclama su derecho al poder sobre la vida y la muerte. Luego de aparentar felicitarlo por su éxito, queda claro que Thomas Anzeray está lejos de estar impresionado. Mientras que habla, más sombras llegan a través del portal – ¡Lideradas por Amelia!

Anzeray maldice a Jagman por su codicia y estupidez, y los aterrorizados miembros del Hellfire Club son arrastrados al Portal hacia el olvido. Cuando las sombras se aproximan hacia King, Gardelle y Eva, Amelia los protege, y luego apunta hacia una acobardada figura en una esquina. Es Jagman. Este implora por misericordia mientras que las sombras lo arrastran, gritando, a través del portal.

En la calma siguiente, Amelia y Gardelle comparten unos momentos juntos. Él quiere irse con ella, pero ella no lo permitirá, prometiéndole que estará esperándolo allí cuando sea el momento. Después de aquello, Amelia vuelve a partir.

Anzeray es el último en irse, instruyendo a King que destruya los artefactos, por el bien de ambos, los vivos y los muertos. Pero lo más importante es el Diario, el cual por sobre todos, no debe existir más.

El portal se cierra tras Anzeray.

El Profesor le pide a Eva que lleve al devastado Gardelle hacia afuera. “¿Todos tenían que morir?” ella le pregunta a King. Este no tiene una respuesta excepto señalar que ya está amaneciendo y que ellos aún están vivos.

El Profesor tira las Piedras, El Cráneo y el Diario al fuego. Comienza a irse, pero en un impulso irresistible, hace una pausa, y se devuelve. Arranca el Diario del fuego y lo mete dentro de su abrigo. Recién ahora se marcha.

Quizás la historia aún no termina….

 

Translated by Carmen Gloria Leiva
Revised by Fernando Gomez